El origen de la política. ¿Hannah Arendt o Simone Weil?

El origen de la política. ¿Hannah Arendt o Simone Weil?

Los pensamientos de Hannah Arendt y de Simone Weil, cuya relación mutua es definida como la de “dos puntos equidistantes al máximo de la línea de una circunferencia que terminan por encontrarse en negativo”, son interpelados por Esposito en busca de respuestas a la pregunta sobre el origen de la política occidental. Que es la pregunta sobre las relaciones entre guerra y política, entre política y revolución. Para Arendt la violencia funda la política, aunque sea otra cosa que ella, mientras que para Weil la guerra no es una herida que puede cicatrizar en la política sino su fondo imposible de eliminar. Para Arendt La Iliada de Homero inaugura la historia política occidental porque es el nacimiento de Grecia, para Weil porque es la destrucción de Troya. Arendt se atormenta al concebir la modernidad como una decadencia, en la medida en que traicionaría su origen. Para Weil la modernidad realiza ese origen en sus rasgos más terriblemente antinómicos: la historia, tramada en el tiempo, nace del pecado, el mal es sólo una modalidad de lo finito. Recurrir a dos sistemas de pensamiento que se cuentan entre los más originales del siglo XX, en su momento ignorados y hoy reivindicados, atestigua la perplejidad de un momento histórico que reclama una reconstrucción radical de lo político. Que uno de esos pensamientos interpelados responda con una concepción teológica que desde la atemporalidad condena a la historia como una forma del mal atestigua la estremecedora dimensión de esa perplejidad.

DESCARGAR: 6.18MB

http://www.4shared.com/document/M1NZPE-F/Esposito_Roberto_-_El_origen_d.html